Ellas.mx - Cómo disminuir las menstruaciones fuertes
Inicio | Noticias | Ellas | Cómo disminuir las menstruaciones fuertes

Cómo disminuir las menstruaciones fuertes

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Cómo disminuir las menstruaciones fuertes

Los dispositivos o medicamentos anticonceptivos pueden ofrecer también una alternativa a las pacientes con menstruaciones más fuertes de lo normal

Por: Dra. Bonnie Maffi, Ginecología de Mayo Clinic.

LaSalud.mx.- Los dispositivos o medicamentos anticonceptivos pueden ofrecer también una alternativa a las pacientes con menstruaciones más fuertes de lo normal, según afirma la Dra. Bonnie Maffi, Ginecóloga de Mayo Clinic. 

En asuntos ginecológicos, ninguna mujer es igual a otra. Incluso, en diferentes etapas y situaciones de la vida, suelen experimentar variaciones en sus procesos biológicos regulares. Algunas mujeres pueden tener menstruaciones mucho más fuertes de lo normal por un periodo de tiempo. Una de las recomendaciones que puede hacerle un ginecólogo es el uso de un DIU como tratamiento. Aunque usted no lo necesite para controlar sus posibilidades de concebir, un DIU pudiera ayudarle a aliviar las menstruaciones fuertes –también conocidas como menorragias, se caracterizan por sangrado abundante o extensión prolongada-. 

Existen muchos tipos de dispositivos intrauterinos, o DIU. El tipo específico que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos ha aprobado para el tratamiento de las menstruaciones fuertes libera la hormona progestina, por lo que es sumamente eficaz para aliviar aquellas menstruaciones que son más fuertes de lo normal. 

Los DIU hormonales son unos dispositivos pequeños y en forma de T que se colocan en el útero para que liberen progestina a medida que avanza el tiempo. Los DIU, normalmente, sirven para prevenir el embarazo; no obstante, las investigaciones han revelado que los DIU hormonales también sirven para aliviar las menstruaciones fuertes. La razón para ello es que no solamente engrosan la mucosa cervical a fin de impedir que los espermatozoides lleguen a fertilizar el óvulo, sino que también afinan el revestimiento del útero. Eso disminuye el flujo menstrual y los cólicos. 

Una de las principales ventajas de usar un DIU para disminuir las menstruaciones fuertes es que, una vez colocado, la eficacia del dispositivo es de 3 a 5 años. El tiempo exacto que se lo puede dejar colocado depende de la marca elegida. Durante ese tiempo, es poca o ninguna la atención médica de seguimiento necesaria para controlar el DIU.

Los efectos secundarios normalmente son mínimos. Algunas mujeres tal vez noten dolores de cabeza, acné, sensibilidad en los senos, cambios en el ánimo y ganancia de peso, mientras usan el DIU hormonal. Hay un pequeño riesgo de desgarrar el útero cuando se coloca el DIU; pero eso es raro, especialmente cuando el procedimiento es realizado por un médico experimentado.  

A pesar de ser seguros, los DIU no son la única alternativa para el tratamiento de esta afección. Antes de seguir adelante, considere hablar con un médico acerca de la gama de alternativas de tratamientos disponibles. Algunas mujeres toman pastillas anticonceptivas para controlar los sangrados menstruales fuertes. Eso también puede ser un tratamiento eficaz. No obstante, tenga presente que no es bueno tomar la píldora si usted fuma. Antes de que usted empiece a tomar pastillas anticonceptivas, su médico debe revisar su historial médico y familiar a fin de verificar que usted es buena candidata para las mismas.  

Si no se necesita control de la natalidad, como en su situación, otra alternativa para controlar los sangrados menstruales es tomar una pastilla que contenga solamente progestina entre 10 y 12 veces al mes. Ese medicamento reduce el sangrado porque corrige el desequilibrio de la hormona que normalmente contribuye a las menstruaciones fuertes. 

Cuando ni el tratamiento con el DIU ni el medicamento logran reducir el flujo menstrual, se puede también recurrir a varias alternativas quirúrgicas. La mayoría de esos procedimientos puede realizarse como paciente ambulatoria, sin que sea necesario internarse en el hospital durante la noche. 

Antes de tomar una decisión, siempre se recomienda invertir un tiempo en revisar todas las posibles alternativas de tratamiento con el médico. La paciente debe conversar sobre sus preferencias y sus antecedentes médicos y familiares. Deben ser revisados los riesgos y las ventajas de cada alternativa. 

Tener esta conversación con un profesional capacitado puede ayudar a la paciente a tener una mejor idea de cuál opción de tratamiento es la correcta en su caso y permitirle encontrar la que mejor se ajuste a su situación.   

 
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0