Ellas.mx - Coleccionar monedas es una actividad recomendable para chicos y chicas, la cual ayuda a potenciar excelentes hábitos y habilidades.
Inicio | Noticias | Ellas | Coleccionar monedas es una actividad recomendable para chicos y chicas, la cual ayuda a potenciar excelentes hábitos y habilidades.

Coleccionar monedas es una actividad recomendable para chicos y chicas, la cual ayuda a potenciar excelentes hábitos y habilidades.

Por
Tamaño de letra: Decrease font Enlarge font
Coleccionar monedas es educativo y sobre todo... ¡divertido! Coleccionar monedas es educativo y sobre todo... ¡divertido!

Coleccionar monedas es una actividad recomendable para chicos y chicas, la cual ayuda a potenciar excelentes hábitos y habilidades.

El arte de coleccionar monedas y billetes de distintas épocas y culturas se llama Numismática.

Coleccionar monedas es una actividad recomendable para chicos y chicas, la cual ayuda a potenciar excelentes hábitos y habilidades.

No se trata de realizar un acopio indiscriminado de monedas curiosas, raras o incluso muy caras económicamente hablando, sino que gracias a esta actividad y a modo de juego niñas y niños aprenden a organizarse, marcarse  objetivos que pueda cumplir y administrarse él mismo una pequeña economía. Por si fuera poco, esta actividad es una excusa perfecta para que los padres enseñen de forma práctica ciertos valores a sus hijos, potenciando habilidades y actitudes positivas. 

Además, al coleccionar monedas los chicos aprenden acerca de la historia de las diversas civilizaciones que existieron antes de nosotros o de la actual, puesto que en los motivos acuñados en la cara de las monedas están dibujados personajes importantes de la historia, como monarcas y políticos, imperios y guerras, evolución del arte, arquitectura, etc., pudiendo unir así el pasado y el presente.

 

Entre todas las cualidades y virtudes que los pequeños pueden adquirir o potenciar con la excusa de coleccionar monedas, podríamos destacar los siguientes:

 

Constancia y paciencia: Realizar una colección de monedas puede compararse a una carrera de maratón en la que no cuenta tanto la salida inicial, sino el ritmo aplicado a lo largo de toda la prueba. El pequeño se dará cuenta que conseguir una buena colección de monedas es algo que lleva su tiempo, durante el cual no hay que desfallecer o sentirse desesperanzado si no se encuentra cierta pieza. Con el objetivo de completar lo más posible su colección de monedas o incluso terminarla, el niño aprenderá a esforzarse para conseguir las piezas que le faltan, mostrando una clara actitud de constancia para alcanzar su objetivo. 

 

Orden y organización: El orden y la organización son características fundamentales en toda colección de monedas, pues solo así el chico sabrá que monedas le faltan o tiene repetidas. Adquirir estos hábitos no solamente le servirán para coleccionar monedas, sino que creará un buen hábito que puede aplicar al estudio en la realización de apuntes y su clasificación.

 

Memoria: Aunque cuente con el apoyo de sus apuntes, listas de faltas o de piezas repetidas, en muchas ocasiones visitando mercados u otros lugares donde pueda encontrar monedas el niño se verá con la disyuntiva a la hora de decidir si adquirir o no determinada pieza. Además, la memoria le servirá de gran ayuda para no gastar tiempo consultando sus listas o apuntes. 


Relación con los demás: Para pequeños y pequeñas con carácter tímido que se relacionan poco con otras personas, el coleccionismo les puede ayudar a fomentar las relaciones de intercambio y contacto personal con otros coleccionistas. Esta es una excelente excusa para que nuestro pequeño coleccionista se comunique con los demás, ayudándole este esfuerzo a salir de esta timidez y comprobar por si mismo las ventajas de comunicarse con las demás personas. 

Concentración: Para los chicos con síntomas de hiperactividad, el coleccionismo es una actividad que les permite adquirir una mayor concentración y atención a lo que están realizando, así como potenciar la memorización y organización. 

Responsabilidad: Es lógico que el niño considere la colección como suya propia y por tanto esta característica fomenta el cuidado por sus objetos y el dinero empleado en conseguirla. Es decir, da un valor real a lo que el niño tiene, ganado gracias al dinero de su paga o bien con la mejora de sus estudios. Lo más probable es que el chico/a se sienta orgulloso de su colección, sentimiento que en cierta manera es síntoma de su responsabilidad al frente de su colección. 

Respeto: Como se ha comentado en el anterior párrafo, el pequeño no solo aprenderá a cuidar su colección, sino que a partir de lo que tiene aprenderá a respetar y valorar las pertenecidas de los demás. Al comprobar lo que le ha costado conseguir las piezas que tiene le permitirá dar un justo valor a las pertenencias de otra persona y entenderá mucho mejor los sentimientos de responsabilidad y orgullo que tenga su compañero coleccionista.

 

Es así, que la coleccionar monedas es una actividad lúdica, educativa y divertida,  con la cual el niño podrá crecer interiormente y apenderá a valorar el esfuerzo propio. Éstas característcias también son aplicables a otro tipo de colecciones.

 

Por otro lado, la Casa de Moneda de México, ofrece en su página de internet un portal exclusivamente para niños, en donde los pequeños pueden encontrar entretenidos juegos a base de colorear y buscar diversos tipos de monedas.

 

Para saber más, entra a : http://www.cmm.gob.mx/ 


  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0